IMPORTANTE: Debido a problemas relacionados con nuestro proveedor, lamentamos comunicarle que no podremos continuar ofreciendo octavos ni partituras físicas (impresas), hasta nuevo aviso. Nuestras ediciones en PDF seguirán disponibles para usted. Si necesita adquirir octavos y/o partituras físicas (impresas), por favor realice su compra hasta el jueves 29 de octubre, a las 5:00 p.m. PT. Debido a esta notificación, le ofrecemos 10% de descuento en todos los octavos,sólo use el código OCTAVO10.

Blog

alternate language
27 de mayo de 2020

Oraciones para Coros


Oraciones para Coros
 

Vivimos un tiempo difícil, en el que nos vemos obligados a quedarnos en casa, sin poder ver a quienes amamos y apreciamos. Este puede ser un momento particularmente más difícil para los miembros de los coros, que generalmente se reúnen en persona para conectarse y aprender a través del canto, a través del uso de sus voces al unísono.

Por esta razón hemos querido ofrecer algún soporte espiritual para estos tiempos de prueba. En este blog, agregaremos regularmente una oración dirigida específicamente a los coros. Te invitamos a leerla en voz alta y compartirlas con tus compañeros y miembros del coro. Esperamos sinceramente que las siguientes oraciones, escritas por nuestros talentosos compositores y Directores de Coro, puedan también acompañarle en estos tiempos e infundir esperanza y confianza en su comunidad de fe.

"Quédate Junto a Nosotros, Señor"

Dios amoroso y misericordioso, Tú que escuchas nuestras oraciones, pensamientos, necesidades e inquietudes en silencio y en cada nota o melodía que cantamos y tocamos, permite que nuestros corazones se unan a tu pueblo por medio de nuestras alabanzas durante estos tiempos de crisis.

Dios entre nosotros, que haces todas las cosas nuevas, sigue transformándonos para ser mejores siervos.

Gracias por cada momento que nos llamaste y nos permitiste guiar a tu pueblo en la oración cantada físicamente cuando nos reunimos como comunidad de fe. Perdona las veces que probablemente no lo valoramos.

Dios de misericordia, permite que nuestra música alegre toque el corazón de tu pueblo desde la distancia. Que traigamos luz a los que se encuentran en oscuridad, restauremos la esperanza y la visión a todos los que están deprimidos u oprimidos, el bienestar y la salud a todos aquellos que sufren del coronavirus, de ansiedad, miedo, depresión, soledad o cualquier otra enfermedad.

Dios de amor, nos has llamado a ser tu pueblo santo y a cantar tus alabanzas. Enséñanos a usar nuestros talentos y voces para traer un mensaje de alegría, paz y esperanza.

Dios de la vida eterna, bendícenos, bendice a nuestros familiares, amigos y toda la humanidad durante este tiempo de crisis.

Señor, que el don de nuestras voces y las melodías de nuestros instrumentos se muevan con el poder de tu Espíritu Santo.

Quédate con nosotros, quédate con nosotros, Señor resucitado; háblanos en tu Palabra y mantennos fuertes y fieles en ti ahora y para siempre. Amén... ¡Aleluya!

"Oración a la Santísima Trinidad"

Nuestras voces se levantan cada mañana para exaltar a un gran Dios que se revela de manera amorosa, como Padre, Hijo y Espíritu Santo.

Santísima Trinidad, exaltamos tu divinidad. Eres el motivo de inspiración en nuestros cantos, eres el hermoso misterio central de nuestra fe que nos anima cada día a ser mejores cristianos con hechos y palabras.

Santísima Trinidad, eres un ensamble perfecto con tres personas distintas y un solo Dios verdadero. Gracias Padre, Hijo y Espíritu Santo por trabajar en perfecta armonía en las obras de la creación, redención y santificación.

Amén.

—Iván Díaz

"Oración para la Ascensión del Señor"

Amado Jesús, gracias por permitirnos participar del gran misterio de tu gloria; nuestro corazón se desborda de gozo al contemplar tu resurrección. Queremos cantar alabanzas a tu nombre y regocijarnos en tu presencia. Tú eres nuestro escudo, nuestro protector, la roca que nos sostiene.

Toda la Santa Iglesia se desborda de alegría y canta “Aleluya”, al Dios que vive y reina por siempre.

Permítenos, Señor, compartir con nuestra vida tu mensaje de salvación; que tu gloria reine en todas nuestras acciones, en nuestras alabanzas, en nuestro corazón por toda la eternidad.

Amén.

—Azeneth González